La Catedral Rojiblanca

EL SOSO SOSA

 

Cuando lo que pudiera funcionar como recurso, se utiliza enfermizamente como sistema, termina por ser profundamente ineficiente y desde luego terriblemente frustrante para el aficionado que busca divertirse y no lo consigue, y para el propio jugador que ve como igual que hielo bajo el sol las ventajas se deshacen y los puntos se esfuman, y entonces un equipo que ya debería estar respirando con tranquilidad y como consecuencia peleando por un espacio en la liguilla, sigue terriblemente mortificado al seguir en zona de descenso.

SOPORÍFERO EMPATE

 

Si no hubiera visto el partido y alguien me informa que los Rayos del Necaxa en su visita al Estadio Jalisco le sacaron un punto a los Rojinegros del Atlas, seguro lo consideraría un buen resultado, por darse en carácter de visitante y ante un equipo que por lo general se complica en su casa, y de hecho esta invicto en esta temporada.

SALIMOS DE LAS MAZMORRAS

 

Dando un buen partido, mostrando un fútbol alegre, sin renunciar al ataque y con capacidad de respuesta, el Necaxa tuvo lo suficiente para imponerse por dos goles a uno a los Guerreros del santos, que aunque con la llegada del Chepo de la Torre ya muestran otra cara, no tuvieron para doblegar a unos Rayos que salieron decididos a obtener su primer triunfo en el Victoria.

EL BURRO QUE TOCÓ LA FLAUTA

 

A veces lo ha merecido y no se ha dado y sin embargo ayer sin jugar su mejor partido y muy probablemente sin merecerlo, llega una gigantesca bocanada de aire puro que reciben los Rayos del Necaxa al obtener su primer triunfo de la campaña, imponiéndose a los Gallos Blancos del Queretaro que dirige “El Rey Midas” Víctor Manuel Vucetich por marcador de dos goles a uno.

MOMENTO DE CAMBIO

 

El próximo lunes a las 12 del día, en el Auditorio Once Hermanos de la Casa Club, se llevara a cabo la ceremonia de presentación de Carlos López de Silanes, mejor conocido como “El Cordobés” por su gran parecido y por jugar la misma posición (defensa central) que Jaime “El Cordobés” García, quien jugo para Necaxa finales de los sesentas y principios de los setentas y continuo cuando los entonces Electricistas del Necaxa se convirtieron en Toros del Atlético Español.

Back to Top