La Catedral Rojiblanca

UN BACHE EN EL CAMINO

 

Nos hubiera gustado que el invicto continuara hasta el final del Apertura 2016, sin embargo todos sabemos que cuanto más dura, más cerca está el final, y justamente así fue como paso, a falta de 15 minutos para terminar, y justo un minuto después que un gran disparo de Fabián Espíndola en lugar de entrar y prácticamente sentenciar el partido, golpeo estrepitosamente el poste, Monarcas empato y tres minutos más tarde hizo el segundo del cual Necaxa no se pudo recuperar. 

 

Por segundo partido consecutivo, pues contra el Veracruz ocurrió lo mismo, queda más que claro que las jugadas a balón parado por si mismas nos hacen mucho daño, pero si además de ser a balón parado se juegan por arriba, la defensiva necaxista se convierte en una fiesta. 

Seguro estoy que Alfonso Sosa lo habrá detectado y trabajara fuerte estos aspectos con la zaga necaxista y así evitar que “nos apedreen el rancho”. 

Desconozco hasta el momento el estado de salud de Brayan Beckeles que salió lastimado al inicio del segundo periodo, dando su lugar a Severo Meza; sin embargo, espero se trate de un problema menor y se reponga rápidamente y se pueda contar con él para el partido del sábado próximo en el Victoria contra el Puebla. 

Si bien no sumamos en la porcentual, nos queda de premio de consolación que la combinación de resultados de la jornada nos dejó en séptimo lugar de la Tabla General y continuamos en zona de liguilla. 

Es muy probable que, obteniendo los tres puntos contra el Puebla, Necaxa pudiera asegurar calificación o estar muy cerca de ella, además que también este en problemas de porcentaje y por lo tanto es enemigo directo y será de trascendencia ganarle 

Mientras todo esto llega disfruten de los tamales y el pan de esta temporada y aquí nos veremos la próxima semana.

 

Back to Top