La Catedral Rojiblanca

REGRESO CON GLORIA

 

Como dije hace una semana, se venia un triplete ante equipos metidos en problemas de descenso que seguramente tendrían un grado de dificultad especial, y que nos darían un registro claro de la capacidad del cuadro rojiblanco para resolver problemas en situaciones complicadas.

 

Los Tiburones Rojos de Veracruz no nos dejaron mentir y complicaron en serio a unos Rayos del Necaxa, que nuevamente, gracias a la habilidad de Puch y la oportunidad de Espíndola se habían ido al descanso con una ventaja de dos goles, pero en la que mucho tenia que ver la actuación del “Trapito” Barovero.

Para el segundo periodo, Veracruz se lanzo con todo pues no tenia nada que perder y desnudo a la defensiva necaxista que a balón parado y por arriba batalla mucho. Y fue así que en rebotes nacidos de tiro de esquina pusieron el marcador dos a dos y convirtieron al Victoria en un autentico panteón después de haber gozado con los goles necaxistas.

Pero en los últimos minutos, Chuy Isijara que había sido mero espectador, empezó a crear peligros por su banda, y fue así que a falta de cinco minutos para el silbatazo final, una gran llegada de el citado Isijara es culminada por Claudio Riaño que acababa de sustituir a un Espindola agotado, y su primer toque de balón se convierte en el gol del triunfo necaxista y en el primer gol anotado por el argentino con la casaca rojiblanca.

Triunfo doblemente valioso. Primero por ser ante un rival directo en los problemas porcentuales y segundo porque este triunfo le da a Necaxa 22 puntos que lo sitúan en sexto lugar de la tabla general, en zona de liguilla y con serias aspiraciones de calificar en virtud al buen fútbol que esta desarrollando.

Ya son nueve partidos sin conocer la derrota y tres triunfos seguidos y falta visitar a Monarcas y Chivas y recibir a Puebla.

Necaxa cada semana se ve mejor, y en esta fue capaz de superar mentalmente el regreso de Veracruz y tener la capacidad de regresar para ganar. ¡Muy bien por Necaxa!

Hasta la próxima

 

 

Back to Top