La Catedral Rojiblanca

APRENDAMOS DE LOS FRACASOS

Termino para los Rayos del Necaxa el Apertura 2017.
Nos queda el amargo sabor de la derrota ante Monarcas Morelia, en un partido que, con tan solo el empate, se hubiera clasificado a la liguilla. Pero la famosa y deseada liguilla, hubiera sido tan solo un espejismo de la realidad necaxista.
No podemos hablar de un buen torneo porque se logran 24 puntos que te permiten mantenerte alejado de puestos de descenso. Y no podemos conformarnos con eso, porque el aficionado siempre desea ver a su equipo campeón y jugar como si ese fuera el objetivo, y adquirir refuerzos como si ese fuera el objetivo, y plantear los partidos y el estilo como si ese fuera el objetivo, y finalmente tratar cuando menos de hacer un futbol agradable al aficionado para que este se refleje en las taquillas.
Nada de esto se ha dado.

Se adquieren muchos refuerzos de baja o nula calidad, que al final de cuentas no hacen diferencia y en el caso de los extranjeros no permiten el crecimiento de futbolistas mexicanos que si tienen ganas de ser alguien en el futbol.
Sobre todo, en el caso de la inversión en jugadores extranjeros se debe cambiar la cantidad por la calidad: pocos, pero buenos y no muchos, pero malos.
No todos los casos son así, mentiría si lo dijera, han llegado buenos jugadores extranjeros a Necaxa, pero son los menos.

No me gusta el planteamiento de Nacho Ambriz, aunque con base en lo que tiene y sobre todo en la poca realización ofensiva, puedo entender por qué muchas veces no nos queda más que el CateNacho y aguantar, pero a ningún aficionado gusta esto.
Por momentos se ve el llegar a la liguilla como si esto fuera obtener un campeonato, pero no lo es. Y va este comentario en razón de la plantilla: ¿Cuáles hubieran sido las posibilidades reales de Necaxa ante plantillas como las de Rayados, Tigres, América o León? Y esto hablando solo de los calificados, pero por ahí están también Pachuca, Xolos y Santos cuyas plantillas tienen sobrada calidad.
Yo pienso que, ante estas escuadras, en principio estamos en total desventaja. Yo sé que un día, un partido de futbol se juega y cualquiera lo puede ganar, peeeeero.
Concluyo esta columna con lo que considero hace falta.

Urge cuando menos un central más, que sea confiable. Cuando han faltado Lichnovsky o Mario de Luna se ha tenido que improvisar con Brayan Beckeles quien definitivamente es lateral.
En el medio campo hace falta generar más opciones de gol. Pensamos y me incluyo, que esta materia quedaría resuelta con la llegada de Matías Fernández, pero no ha sido así. Desconozco si continuara en Necaxa y sobre todo si alcanzara o cuando menos se acercará al nivel que algún día tuvo. De ser así el problema está resuelto, pero caso contrario Necaxa le urge un medio ofensivo de calidad. Esta, además, esperemos que así sea, de la vuelta del Pipe Gallegos.
Y adelante llegamos a otro problema. Urge un “matador” hemos probado cualquier cantidad de “9” sin éxito. Yo tenía fe antes del inicio de este torneo que Claudio Riaño daría el estirón y nos sacaría las papas de la lumbre, pero está lesionado. Y ni “el portaviones”, ni “la lancha”, ni “la chalupa” nos resolvieron el problema de la falta de gol.

Le adicionamos a esto que Chuy Isijara te da una de cal, luego tres de arena y luego nada y que el “Fideo” Álvarez el único partido que jugo como pensábamos jugaría toda la temporada, fue el último. Pues no tuvimos extremos.
Qué bueno, a final de cuentas, que se obtuvieron esos 24 puntitos que no nos dieron la calificación, pero nos mantienen, ya dije que eso no nos conforma, pero fue menos malo.
Ahora, aprendamos de este fracaso. Los fracasos son áreas de oportunidad de mejora. Aquí he mencionado lo que a mi modo de ver el futbol y al Necaxa hay que mejorar, pero tendrán que sentarse Cuerpo Técnico y Directiva y planear de acuerdo a lo que se busque.

Si queremos navegar a medias aguas y que el Estadio Victoria cada vez este mas vacío, pues vamos muy bien. Pero si queremos ser protagonistas y no comparsas, y queremos llegar a la liguilla con las mismas posibilidades de campeonar que los siete restantes, se tendrá que utilizar el dinero en forma más inteligente y buscar un futbol agradable que como consecuencia traiga gente al estadio y puntos al equipo.
Hasta la próxima!!

Back to Top