La Catedral Rojiblanca

SE APAGA EL INFIERNO...POR AHORA

 

Queridos aficionados rayos, como sabemos esta temporada ha sido una montaña de emociones para todos. Que si nos empatan, que si el DT no es ambicioso, que el portero no sirve, en fin, se han escuchado, leído pero sobretodo vivido muchas emociones que nuestro Necaxa nos ha regalado, las cuales como decía han sido buenas y malas pero siempre nos han tenido al borde del asiento ya sea del estadio o del asiento en donde lo estemos viendo.

 

Entrando en materia y hablando de emociones, considero que el de ayer ha sido el mejor partido que nos ha regalado nuestro equipo, fueron 90 minutos jugados a un muy buen nivel, vi a un equipo como siempre comprometido dejando todo en la cancha y buscando ganar el partido, solo que esta vez coronaron este esfuerzo dominando a un equipo que en el papel, lucia bastante complicado ya que Necaxa enfrentaba al siempre complicado Toluca.

Los primeros 10 minutos lucían complicados para los necaxistas, pero fueron superando el dominio choricero y desplegar un juego muy agradable para todos nosotros, a base de esfuerzo y talento fueron apagando a unos revolucionados jugadores de Toluca que por momentos daba la impresión que querían definir el partido en 5 minutos, que aún con un gol en contra seguían luciendo peligrosos y en ocasiones poniendo en aprietos a la zona defensiva de Necaxa, que logró anotar temprano en el partido con gol de Fabián Espíndola quien cada vez se ve mejor, y aunque no ha hecho muchos goles, partido a partido ha subido su nivel y siempre está generando peligro con el balón o desquiciando a los defensas rivales con movimientos muy inteligentes jalando marcas, en resumen es un delantero interesante que sabe jugar muy bien con balón en los pies y que no sufre cuando no lo tiene.

Retomando el tema de lo que fue el partido, después de que cayó el primer gol, no tardo en caer el segundo por parte de Jesús Isijara quien solo tras un tiro de esquina y un desvió por parte de un defensor toluqueño, logra empujar el balón a las redes para el 2-0 parcial. Hablar de Isijara, es hablar de superación personal, ya que como todos sabemos en la división de plata era un jugador con cualidades, pero muy irregular, parece que eso ha quedado atrás, está explotando todas sus cualidades y madurando mucho, hay que seguirlo de cerca ya que lleva varias jornadas jugando a muy buen nivel y entendiéndose muy bien con el referente del equipo, Edson Puch quien hace un poema de gol arrancando desde media cancha tras un rechace de Barovero en un tiro de esquina. El cual representaba el 3-1 parcial que a la postre fue el final de este partido

Aquí quiero detenerme un poco, y hablar de Puch, quien como dije es el máximo referente actual del equipo y tiene más que enamorada a toda la afición necaxista a la cual se ha ganado con grandes actuaciones ya sea de local o de visitante. Hacía mucho tiempo que un jugador tan deslumbrante no se ponía la playera de nuestro amado equipo, no sé qué vaya a pasar con el chileno, acabando el torneo, pero creo que como todos, espero que se quede mucho tiempo con Necaxa, ya que al parecer se podría estar formando un nuevo ídolo de la época actual., ya que es definitivamente uno de los máximos responsables en los puntos que hemos obtenido este torneo. Ayer prednió las alarmas del equipo al salir de cambio por lesión pero al parecer afortunadamente no es nada grave, más que el golpe que lo obligó a ser relevado

Después del gran gol de Puch que puso de pie a prácticamente a todo el estadio y seguro a quien lo veía en su casa, el equipo siguió dominante y terminó de tomar el mando del partido, el cual pudo acabar 4-1 de no ser por falta de entendimiento y hambre de anotar tanto de Claudio Riaño y Diego Riolfo, quienes entraron como relevos de Fabián Espindola y el mismo Edson Puch respectivamente. Hablando de este par de jugadores, como dije entraron un poco revolucionados, pero es agradable verlos jugar, Riaño es un delantero que va a cada balón como si fuera el primero, y Riolfo siempre entra con una visión fresca al partido y sabe por dónde hacer daño ya que posee una visión de campo y técnica individual bastante buena.

El partido culminó sin mayor sobresalto en el arco de Marcelo Barovero quien tuvo uno de los partidos más tranquilos desde que llego a la institución rojiblanca gracias a que esta vez Poncho Sosa lejos de buscar cuidar el marcador, hizo cambios ya sea hombre por hombre o en busca de agredir al rival el cual de milagro no se llevó más goles a su casa, nuestros rayos apagaron el infierno que estaban viviendo al verse siempre alcanzados en el marcador y de pasó el infierno que los Diablos Rojos de Toluca planeaba llevar a Aguascalientes.

Como siempre, en la mención del jugador del partido, esta vez para mi sin duda es para Jesús Isijara, por que como dije ha madurado muchísimo con el equipo y a además del gol que hizo se cansó de desbordar por la banda derecha haciendo gala de una gran velocidad y habilidad con el balón, Toluca nunca supo cómo detenerlo y fue parte vital para ganar el partido.

 

 

 

Back to Top