La Catedral Rojiblanca

PUNTOS CLAVE DE CARA A LA DEFINICIÓN DE LA FINAL DE ASCENSO

 

 

 

Por: Rafa Vera

Buenas a toda la banda de Necaxa. No estaba muerto, andaba de parranda laboral. Lamentablemente, el día solo tiene 24 horas y hay que pagar la renta y las deudas y eso hizo que, dada la carga laboral y el no contar con una PC en casa (escribo esto en el editor de textos de mi teléfono), llevara unos seis meses sin escribir. Pareciera que la mesa está puesta para que este sábado, entre las diez y las once de la noche, el Necaxa esté levantando el trofeo que lo acredite como el equipo 18 de la Máxima Categoría del fútbol en México.
No obstante, ¿se tienen argumentos para pensar en que el Rayo dé la vuelta del campeón? Fiel a mi costumbre numérica, les presento

cinco hechos a tener en cuenta para la noche del 23 de mayo:
1. El campeón del diciembre se impone sobre el de mayo. Hace ya algún tiempo realicé un análisis donde queda demostrado que el campeón del Apertura es más propenso a ascender que el del Clausura. Viéndolo en números, de los últimos 10 ascensos en ocho de ellos fue requisito indispensable ser campeón en diciembre, ya sea para ganar el ascenso directo ganando también en mayo o para ganar la final de ascenso. Solo Querétaro en 2006 y León en 2012 lograron el ascenso siendo solo campeones en el Clausura.
2. Cerrar en casa en la final de ascenso no es una ventaja. Mucha gente, sobre todo aquella que no está familiarizada con la situación del Club, piensa que Necaxa será campeón de manera casi rutinaria. Sin embargo esto no es garantía de nada. En los últimos 10 duelos decisivos para determinar el ascenso, en cinco de ellos el que cierra como visitante ha salido victorioso. El mismo Necaxa en 2010, derrotó en el global al León en la final del Bicentenario cerrando en el Camp Nou. Cerrar en tu casa es un argumento de peso a tu favor, pero la moneda aún está en el aire.
3. Necaxa nunca ha ganado una final de vuelta jugando como local. Es aquí donde empiezan los datos específicos del club y no solo las tendencias. Es cierto que en 1995 se coronó en el Azteca al vencer a Cruz Azul, pero los de la Noria eran administrativamente locales. Es cierto que Necaxa dio la vuelta en 1996 en el Azteca, pero no gano el duelo ni la serie y lo hizo con el reglamento en la mano. En adelante, el Rayo ha perdido tres finales cerrando el duelo decisivo en su estadio: frente al América en 2002, Neza y UdeG en 2013. Necaxa va contra la historia este sábado.
4. Solo en dos series en las que Necaxa ha conseguido al menos el empate en la ida, el Necaxa no ha podido salir avante pero... En el ascenso, Necaxa ha jugado 18 series en la cuales ha sido capaz de salir al menos con el empate del duelo de ida y solo en dos no ha podido culminar en la vuela. Pero una de ellas ya fue frente a Dorados (la otra frente a Estudiantes), en el Apertura 2012, Necaxa empató a uno en Culiacán y empató a dos en Aguascalientes, quedando fuera por gol de visitante. Necaxa es capaz de culminar bien lo que inicia bien; pero el hecho de que Dorados asuma el papel de "coco" de los electricistas en muchos aspectos, puede jugar psicológicamente en contra.
5. Los récords de Fuentes. Amado por unos, despreciados por otros. Fuentes no lleva mucho como DT del equipo, pero ya ha vivido de todo. Pasa de lo sublime y lo ridículo y viceversa en un santiamén y una de las características más peculiares es que ha roto muchas rachas, buenas o malas. Así es como, por ejemplo, con Miguel se perdió por primera vez con Irapuato o Correcaminos en Ascenso, o se empató dos veces seguidas el peor récord de puntos de Necaxa en el Ascenso. Pero también se rompieron rachas negativas: por ejemplo, se ganó por primera vez en Culiacán y Mérida y antes de la serie de Atlante en el torneo pasado, Necaxa no remontaba una serie en liguilla desde 1998. Romper la racha de no ganar como local en una final de vuelta, podría ser lo mejor que Fuentes se pudiera aventar.
Así las cosas, solo queda esperar y velar armas para este sábado, no se vale ser soberbios y pensar que es un hecho que veamos a nuestro Necaxa en Primera otra vez; pero si se vale apoya y tener toda la fe y ánimo para que eso pase. Mañana estaremos varios en el Estadio Victoria apoyando, pero los que no estén allá manden todas las vibras para que nuestros Rayos se coronen. Rayos va a volver, no hay de otra. Les dejo un saludo, y pues a vivir con todo el partido en Aguascalientes los que vamos. Fuerza Rayos y nos leemos pronto!!!

Back to Top