La Catedral Rojiblanca

EL LADO FEMENINO DEL NECAXA VS PUEBLA

Hola a todos, un gusto poder saludarles. Esta semana me disponía a sentarme a realizar mis líneas para opinar sobre el pasado partido de nuestros Rayos, por mencionar que no fue una gran actuación muy flojo por los del conjunto Rojiblanco. Con una notoria displicencia se jugó este pasado sábado en el estadio Victoria. Volvemos a lo mismo desde hace ya tiempo atrás, la falta de gol. Pero cuando me disponía de comenzar mi escrito, un sismo en mi país detuvo todo lo que estaba haciendo. En un autobús lleno de niños se me informaba que en Aguascalientes se les estaba pidiendo desalojar algunos lugares, por un sismo que se dejaría sentir (en lo particular yo no lo note).

Sin embargo mi primer pensamiento fue que si en mi pequeño y tranquilo estado se llegó a mover un poco la tierra como estarían en los lugares de zona sísmica. Me preocupe por cada uno de los que estaban lejos y olvide el futbol. Cuando se vive por este lado del país es difícil comprender cuando se habla de desastres naturales de esta magnitud, es confuso y aunque se siente empatía no es del todo comprensible, se apoya se alienta, pero el vivir de cerca o tener familia que este en esos puntos, nos abre más los sentidos y es que Necaxa ha dejado a lo largo de todo su camino en nosotros su afición una hermandad que nos ha hecho familia, Los Rayos del Necaxa, para muchos quizá sea un empleo, una paso por su trayectoria, pero para la tribuna, se convierte en compañerismo. Y en esta ocasión con lo sucedió en México todos los necaxistas nos pusimos a la brecha, primero por saber cómo se encontraban todos los de “Rayos” localizar a la estirpe necaxista, buscar aquellas amistades, saber que se encuentren bien y después a luchar contra la adversidad buscando la manera de apoyar.

Necaxa no es solo fútbol y quedo demostrado, a través de la directiva de Club y como otras instituciones o personas con ganas de ayudar, Necaxa lanzo su convocatoria para reunir víveres y enviarlos a estados de la República Mexicana que los necesitaran. Pudimos ver como las barras que animan al club ahora alentaron a todo un pueblo con gran algarabía como en un partido de final de nuestro equipo. A todo ellos se unieron muchas personas que con mensajes de aliento, con toda la ilusión de ver restaurado al pueblo mexicano en cada producto mandaron no solo un alimento, cobija, agua, si no amor sincero. Desde acá les mando un fuerte abrazo todo mi cariño y la promesa de continuar orando por todos, se hace todo lo que se puede para verlos mejor cada día. Que nunca termine esto tan bonito que es la unión del pueblo, la unión de los Necaxistas.

Por lo pronto esta próxima semana se tiene considerado reanudar las actividades futbolísticas. Esperando el partido del miércoles contra el conjunto Queretano…

¡FUERZA MÈXICO! ¡FUERZA RAYOS!

Back to Top