La Catedral Rojiblanca

EL LADO FEMENINO DEL NECAXA VS LEON

¡Hola amigos¡ después de algunos años regreso a la sección que nació del gusto, amor y pasión por un equipo, pero vista con el ímpetu de una mujer común que asiste o ve desde su televisión un partido de futbol de nuestro amado equipo Rayos del Necaxa , fue así que se destinó un espacio para nosotras en esta página diseñada para informarnos todo lo referente al equipo, por situaciones personales me vi en la necesidad de irme por un tiempo de esta redacción y hoy con el gusto de siempre me tienen aquí, para dar mi opinión y sobre todo mi sentir de cada partido.

 

El día de ayer sábado de partido de local para los del cuadro Hidrocálido, transcurrió como el de muchos con una ida al trabajo y en espera de que diera la hora para poder trasladarse al Estadio Victoria. En las calles se podía sentir el ambiente futbolístico que siempre se enmarca cuando el equipo de vista tiene la proximidad como es el caso del Club León, ya desde temprano se dejó ver el rojo y blanco de las playeras Necaxistas, pero también el verde de los rivales. Ya en el estadio todos estábamos muy confiados un paso casi perfecto de nuestro cuadro, actuaciones pasadas de jugadores como Jesús Isijara que nos tenía sorprendidos, siete puntos guardaban los rojiblancos a su cuenta mientras que los “panzas verdes” apenas rescataban uno de su pasado partido, así que no se dejó esperar el ambiente de seguridad creyendo que el partido estaba más que ganado.

Comienza el encuentro los locales empiezan a llegar, sin embargo la lesión de Gallegos nos impactó en gran medida a todos los aficionados ahí presentes, pero sobre todo se vio reflejado en el cuadro titular de los nuestros, con jugadas que no se concretaban, los dos equipos llegaban al área rival sin tener ninguna jugada de peligro. Al medio tiempo la banda de Rayos en las tribunas estaba contenta aún guardaba las esperanza, las sonrisas entre amigos, las fotos con los hermanos Necaxistas no se dejaron esperar, todo el ambiente sabroso y amable que se vive siempre en nuestra casa.

Había pasado un minuto de que se reanudará el encuentro, cuando al minuto 46’ en una asistencia de Boselli, Pereyra remata para meter el gol de León, en la tribuna se escuchó más fuerte el “Fuerza Rayos”, las gargantas se abrieron para cantar con más fuerza y se podía escuchar a los hombres Necaxistas, pero también las voces femeninas dando su apoyo al equipo.

Después de ese gol León comenzó a dominar el partido, aunque el Necaxa tuvo varias ninguna que hiciera que se preocupara el rival. La mala noche se la llevo sin duda Carlos Gonzales, que no fue una, ni dos, ni tres, si varias más que estando ahí al frente del arco no pudo concretar, definitivamente fue el que más mal la pasó que nadie con estas fallas. Nuestro portero Barovero tuvo algunas atajadas como las que nos tiene acostumbrados, pero al minuto 88´ cae el segundo gol, ya un poco tristes la afición esperaba la derrota, continuaban los canticos y los bombos no dejaban de tocar, ya cuando pensamos que no podía dolernos más en tiempo de compensación un último y tercer gol nos enterró para quitar ese paso bueno que llevaba nuestro amado Necaxa.

Muchas personas se quejaron y comenzaron a despotricar en contra de los jugadores y el cuerpo técnico, para mí no es más que futbol, un deporte en el que a veces se gana y otras no, donde la pasión que muestran los jugadores y claro la afición el medio para que los corazones blanco y rojo no dejen de latir y esperar como siempre, como todo hincha con su club que se levante y las victorias y los goles regresen… Gracias por leer mi femenina y sencilla opinión.

Back to Top