La Catedral Rojiblanca

NECAXA Y LO QUE VIENE

 

En la previa del juego entre Necaxa y Lobos BUAP, me permito escribirles este artículo para reflexionar un poco del camino de los rayos a lo largo de este torneo de clausura 2016.

A veces preferimos dejar cosas dolorosas atrás pero no puedo olvidar que al inicio de este torneo , teníamos un equipo y una afición muy golpeada, los resultados del anterior Entrenador, en verdad dejaron muchas dudas y muchos miedos, sin embargo, la noticia de la llegada de Poncho Sosa como timonel de los rayos dio un golpe en la mesa en las aspiraciones de esta directiva de ir por todas las canicas este torneo, si a esto sumamos los tan bien escogidos refuerzos, la cosa pintaba para hacer las cosas serias en esta nueva oportunidad.

 

No se trata de repasar cada resultado deportivo, todos ya lo vivimos, pero si quiero traer a su recuerdo algunos cambios importantes que se han venido gestando y que nos permiten a muchos de nosotros soñar que este año es el bueno, primero algunos cambios en el estadio, el horario, no sé ustedes pero yo si he visto más apoyo por parte de la afición hidrocálida, hemos ya pasado en su mayoría afluencias por encima de 5 mil espectadores y no se diga en la copa cuando se juega con equipos de 1era división, la gente le gusta ir al estadio, las mallas divisorias se bajaron para una mejor experiencia en el estadio y veo a todos más involucrados, mas concentrados en el juego y en el apoyo.

Hay que estar ahí para vivir el apoyo, el “rayos, rayos” los aplausos al salir el equipo y al terminar medio tiempo o el juego, grandes resultados en casa y buenas exhibiciones de futbol, como se presiona la rival, etc. Caray, se enchina la piel al escuchar el apoyo a la Pulga Gómez, como la gente lo quiere y lo alienta, además, cada estadio rival tiene presencia rojiblanca y los jugadores lo saben y lo agradecen.

No sé si todos se den cuenta de que hay ola en el estadio Victoria, hay celulares encendidos apoyando, es más, la gente se queda a las afueras del Victoria al termino de los juegos a bailar y vitorear a su equipo, eso poco lo he visto, la gente está metida con el equipo, al grado que en un día normal por las calles es común ven playeras de Necaxa por las calles, más que de cualquier otro equipo.

Creo que todo esto se debe a que con Sosa se ve un equipo más sobrio, se sabe a lo que se juega y se dan los resultados con entrega, con garra, no se bajan los brazos en ningún momento y aunque no todo ha sido miel sobre hojuelas, la afición está contenta porque dejan todo en la cancha.

Lo que viene para los rayos, es la parte más dura del campeonato, hay más nervios, más presión, vienen a la mente de los aficionados viejos fantasmas, viejas ilusiones y ansiedad por regresar a la primera división y aquí el trabajo mental por parte del director técnico es fundamental, a partir de estas fechas se tiene que ver de qué se está hecho y demostrarlo, en liguilla es matar o morir, Necaxa tiene con qué, pero eso no significa que los demás equipos no hagan su lucha por cumplir sus propios objetivos, la lucha será dura y solo 2 meses nos separan de la gloria u otro año en esta liga difícil y ruda.

Queda en nosotros seguir apoyando, se ha visto que los resultados del apoyo han cobijado al equipo y estamos ante la oportunidad de ir avanzando poco a poco, con humildad, con trabajo, con esperanza hacia la primera división, el futbol es de ciclos y parece que nosotros ya hemos cumplido nuestra penitencia en el ascenso, como institución, antiguos administradores llevaron al equipo a un embudo, a un tobogán que nos ha dejado donde estamos, creo que la afición y este equipo ha pagado su manda, ha cumplido su sentencia, hemos aprendido de nuestros errores y estamos listos para luchar por un futuro digno de esta histórica institución.

Saludos y Fuerza Rayos!

 

 

 

 

Back to Top