NECAXA VS MINEROS

 

Momento difícil para los Rayos este sábado pasado en el Victoria, algunos resultados buenos de visita habían colocado en la tabla general a Necaxa con 20 puntos y a un triunfo de amarrar liguilla, sin embargo un latente nerviosismo por 3 derrotas al hilo en ese momento (5 en total) más algunos elementos extra cancha, conocidos por todos, hacían de este partido, un cotejo de vital importancia, eso sin sumar que el encuentro se realizaba contra el estado vecino y siempre se da rivalidad histórica y para muestra,

la desafortunada e irrespetuosa interrupción en el minuto de silencio gritando “Asesinos” algo muy fuera de contexto y lejos de deportivismo sano, así la dejamos, sin alimentar odios ni rencores.

Empezamos a ver un agradable desempeño de los locales que ante un partido cerrado y trabado en media cancha y que poco a poco dio ilusión de que se podía sacar esa tan anhelada victoria, sin embargo ante un nervioso Chivo Gallardo que seguramente todavía tiene muy presente su lesión, y una defensa dormida en un letargo de concentración, recibimos el primer gol de la visita que dicho sea de paso, también era vital para sus aspiraciones la victoria.

Después, con más amígdalas que futbol tuvo que venir Beto Padilla en 2 ocasiones a dar la primera voltereta del juego, quise voltear a ver la cara de nuestros delanteros al ver que un defensa tuvo que sacar el coraje para dar ventaja parcial, pero sus miradas se perdieron en el festejo.

Así nos fuimos al medio tiempo en donde seguramente se habló de lo importante de estar concentrados y metidos en el juego, sin embargo la defensa se techa en una jugada en donde Zacatecas aprovecha y pone el empate que luego ampliarían gracias a una desconcentración de Isijara que comete un absurdo penalti da la oportunidad de la voltereta final y con desventaja para los locales.

6 Partidos en total sin victoria, 4 de ellos, seguidos como si fuera tobogán, fueron una loza muy pesada para los encargados de los rayos, que desde mi punto de vista atinadamente destituyen de su cargo a un técnico, que si bien aprovecho las circunstancias que da una liga tan intermitente como esta para ser campeón, esta vez las cosas se cayeron por su propio peso y el equipo llegó a ser un reflejo de su mala dirección, sin titulares definidos, con cambios mal pensados y sin capacidad de reacción en momentos importantes

Confieso que tenía temor de que terminara Miguel de Jesús Fuentes la temporada como técnico y con ese afán de revanchismo que últimamente caracterizó, desmantelara al equipo en el próximo Draft dejándonos en la calle de la amargura, con una defensa de papel y con piezas claves fuera del equipo, eso, afortunadamente no paso.

Estoy esperanzado ya que la sacudida emocional que implica dejar ir a Fuentes seguro afectará positivamente a los jugadores y en una de esas, nos metemos a liguilla, una vez que se cayó tan bajo, solo queda subir y Rayos puede dar la sorpresa. En caso de que no califiquemos, también hay esperanza que consiguiendo un técnico mucho más experimentado de Miguel, y con el equipo de Necaxa, habrá muchas posibilidades de ascender.

Es vital para el equipo abrir los ojos en ver lo que no se quiso ver, nos urge fortalecer la defensa, con hombres cumplidores y comprometidos, creo que pueden venir buenas cosas para los rayos, es momento de apoyar con todo!

Fuerza Rayos!