La Catedral Rojiblanca

DESDE LA TRIBUNA: NECAXA VS ZACATEPEC

 

 

Por: Cesar Ricardo Ramos

En un ambiente todavía afectado por los acontecimientos de semanas pasadas, los Rayos llegaron a este compromiso con una oportunidad de oro debido a que su posición en la tabla, la combinación de otros resultados podían generar la obtención del liderato general en caso de un triunfo, el rival en el papel venía con algunas desventajas por sus números de visita y generales, en fin, estaba la mesa puesta para que los rayos afianzaran su estilo de juego, su confianza para reflejar en las estadísticas, el potencial que todos sabemos que tiene.

Sin embargo vimos un Zacatepec muy concentrado y muy consciente de lo que se estaba jugando, poco a poco vimos

su estrategia, toda la carne al asador jugando al fuera de lugar, esta forma de jugar casi de inmediato les genero dividendos, ya que ante los embates de un sorprendido Necaxa, vimos como cayó todas y cada una de las veces en ese juego del rival.

Creo que el mas desesperado en la cancha fue justamente Jair Barraza que no pudo desplegar el juego que le hemos visto, hubo algunos intentos de los de Casa para abrir el ostión, algunos destellos de jugar en corto, realmente pusieron en aprietos a la saga de Zacatepec, sin embargo la imprecisión de los delanteros de los rayos mantuvieron el cero durante todo el primer tiempo

En el medio tiempo empezamos a visualizar a Víctor Lojero, apretar el calentamiento, estaba cantada la modificación para un cambio tempranero, sin embargo ni el, ni Isijara, tuvieron la claridad para ser la diferencia en el complemento, no fue sino hasta un avanzado minuto 33 del segundo en donde una jugada que se salió del guion por parte de la Pulga Gómez, tuvimos el gol que abría las puertas de esperanza ante todos los espectadores del estadio y la televisión.

Sin embargo otra vez en un descuido de la zaga, dejan tirar a un jugador de Zacatepec que con la confianza de sentirse solo y con las ganas de vestirse de héroe para los suyos, saco un riflazo que sello la repartición de puntos.

Con un sabor amargo salimos los 3 mil 86, aficionados del estadio, se siente una preocupación real en el ambiente, un muy inconsistente equipo que por un lado da un partidazo de visitante y por otro lado, excesos de confianza dan al traste un resultado que pudo significar mucho más y que esperamos no extrañemos esos puntos más adelante.

A título personal puedo añadir que no hay que echar en saco roto la perspectiva de una reparación en ánimos, en objetivos, en relaciones, en asociaciones al interior del vestidor, no es poca cosa reponerse de perder el ascenso en un partido, espero la dirección técnica tenga las agallas y el valor de concentrarse ya, actuar deportivamente y plantear objetivos claros, algo pasa, y todos los notamos, falta mucho compromiso, no solo de palabra, hay que demostrar todo en la cancha.

Es buen momento de dar un giro, no seguir con una inercia del menor esfuerzo, el campeonato pasado, ya quedo atrás, ya no nos sirve, hay que construir, hay que ganar con esfuerzo, solo los rayos de a de veras podrán hacerlo.

Back to Top