La Catedral Rojiblanca

FUE HACE 46 AÑOS

 

AQUEL GOL DE ROBERTO EL "LOCO" MARTÍNEZ

ERA el domingo 5 de junio de 1966. Ya había pasado una semana de la inauguración del estadio Azteca cuando se vino el segundo partido en este gran coloso. Era el duelo entre el Necaxa y el Valencia de España. Estadio lleno y aún sin techo.

Tarde soleada. El reloj marcaba las 12 del día cuando el árbitro puso en marcha el partido:

"Valencia empezó a dominar el juego. El Necaxa enfrentaba a un gran rival", nos cuenta don Roberto, el "Loco" Martínez.

Los visitantes tomaron la venta 2 por 0 y el Necaxa trató de reponerse en el segundo tiempo. Fue entonces cuando Peniche desbordó por el lado derecho después de recibir un pase de Dante Juárez: "Vino el centro al área y el guardameta Pesudo salió con el puño por delante para despejar, pero estuve muy atento a la jugada y saltando de manera similar al "Chicharito" le gané con la cabeza y anoté el 2-1", relató con la memoria muy fresca para los lectores de ESTO don Roberto.

Su gol fue un hecho histórico, algo que todavía seguimos recordando: "Fue un compromiso con la afición y el gol es el sentimiento del alma del jugador. Y nunca pensé en la trascendencia de este hecho. Necaxa, en aquellos tiempo, era un gran equipo. Para mí es un orgullo haber sido parte de ese grupo. Sé que sigo siendo simplemente una persona que durante quince años jugué al futbol profesional. Estoy muy agradecido con Dios y con la vida por todo lo que me ha dado".

Necaxa, pese al gol de Roberto Martínez, perdió ese partido 3-1 frente al Valencia, con goles de Paquito y Anzola, quienes se repartieron esos tres goles y, de paso, agregaron su nombre a la lista de primeros anotadores en el Azteca, que vivía su segundo partido de futbol.

Para Martínez y para todo la afición mexicana, pese a la derrota, quedó un sentimiento especial por el gol anotado por el "Loco", quien después hizo más goles en el Azteca. Sin embargo, el de esa tarde del 5 junio de 1966 quedó para siempre en la historia y en la memoria de don Roberto.

"Para mí ese fue el gol más importante que anoté en mi carrera por toda la trascendencia que tuvo. Fui el primer mexicano en anotar en el Azteca y es algo que siempre se sigue recordando. Este martes se cumplen cuarenta y seis años de ese histórico gol que anoté con la playera número 7 del Necaxa y agradezco a ESTO que reviva ese momento inolvidable en mi vida".

Tristemente, para Roberto Martínez, nacido en Acámbaro, Guanajuato, hace casi 75 años, los cuales cumplirá el 2 de julio, ya no existe la placa que había en el Azteca y tampoco le permiten el acceso al estadio.

(Nuestro personaje recibió, en aquella época, un pase de cortesía para ingresar al estadio Azteca por tiempo ilimitado a todos los espectáculos presentados en el Coloso de Santa Úrsula. Sin embargo, sin aviso alguno, ese pase le fue retirado.)

Y para finalizar, ¿por qué ese apodo que tiene?

"Me dicen 'Loco' porque cuando era joven era muy atrabancado. No se tiene miedo de nada y me gustaban las trompadas, y cuando me sentía agredido buscaba la solución a golpes. Ahora de viejo he comprendido que no se llega a nada. Ahora soy un loco cuerdo".

FUENTE: oem.com.mx/esto

Back to Top