La Catedral Rojiblanca

¡ADIOS QUERIDO GIACO!

 

 

Por: JCIgartua

Despues de varios años de padecer la terrible enfermedad de Alzheimer que poco a poco lo fue minando, el 4 de junio pasado “El Giaco” , con 83 años de edad, se nos adelanto en el camino.

Nacido el 4 de abril de 1931 y procedente del Atletico Banfield llego a México para incorporarse a los entonces Canarios del Morelia de donde llego a los Electricistas hoy Rayos del Necaxa y participo de la Epopeya Historica, de la maxima hazaña realizada por un equipo mexicano: Derrotar al Santos de Brasil con todas sus estrellas, incluido Pelé, que en ese momento era considerado el mejor equipo del mundo.

Fiero mediocampista de marca implacable, pundonoroso, un verdadero ejemplo

de lo que todo director tecnico quisiera tener en su equipo. Lider, impulsor y capaz de tirarse encima al equipo y sacarlo adelante. Ese era el Giaco.

Como gran parte de los jugadores argentinos que vienen a nuestro pais, al terminar su carrera como jugador activo se quedo a radicar en el Distrito Federal y en Coyoacan establecio su negocio de Restaurant Argentino La Casona del Giaco, donde se comia carne de primerisima calidad, se respiraba futbol y necaxismo, y se disfrutaba de la agradable platica con El Giaco, que siempre estaba en la mejor disposicion de hablar del Necaxa y de aquella noche gloriosa.

Lamentablemente la enfermedad que lo llevo a la tumba, hizo que tuviera que cerrar el restaurant y volviera con su familia a Argentina.

La Casona del Giaco fue durante mas de 50 años, sitio de reunion de aquellos necaxistas que forjaron esta leyenda, y que año con año se reunian a un buen asado y buenos tintos y a gozar recordando cada momento, cada jugada y cada gol.

El Giaco tuvo cuatro hermanos mas: Rodolfo y Lorenzo ya fallecidos, y Raúl y Fanny, tambien le sobreviven 2 hijos Raúl y Cristina, asi como sobrinos y sobrinas.

Aunque nunca contrajo nupcias fue muy enamorado y de estos amores destacan Margarita Carmicheal, ya fallecida y Blanca Bustamante quien incluso hace poco tiempo le dedico un libro.

¡Adios Querido Giaco! ¡Siempre estaras presente en el corazón de todos los necaxistas!

¡Ahora te volveras a encontrar con “El Morocho” y “El Chatito”!

¡Hasta Siempre Querido Giaco!

Back to Top