La Catedral Rojiblanca

CARLOS ALBERTO ETCHEVERRY D'ANGELO. DESCANSE EN PAZ.

 

 

Por: Juan Carlos Igartua

Carlos Alberto Etcheverry D’Angelo falleció la noche del jueves tras varios días de haber estado internado por complicaciones de diabetes. Sus restos fueron velados en la ciudad de León, Guanajuato; donde su hijo Alberto ‘Tito’ Etcheverry habló un poco sobre lo que más recordará de su señor padre.

“Primero se va el padre, el que me dio un ejemplo de vida, que me enseñó a ser honesto trabajador responsable y que de alguna manera me enorgullezco de ser su hijo por su trayectoria como futbolista pero más su trayectoria como ser humano.

Nació el 30 de julio de 1933 en Buenos aires, fue un centrodelantero salido de la cantera de Boca Juniors,

su debut se da el 6 de abril de 1952 y su último partido con Boca fue el 29 de diciembre de 1955.1 Marcó 11 goles en 24 encuentros que jugó con Boca Juniors, en sus 4 años de estancia.2 Después de Boca pasa a jugar a Chacarita Juniors, pero poco tiempo después emigra al León de la Primera división mexicana, liga donde cosecharía la mayoría de sus logros.

En México jugó para varios equipos, primero llegó al León en 1958 dónde tiene una regular actuación marcando 7 goles en su temporada de debut, sobresaliendo como el segundo mejor anotador con 16 goles para 59-60 y 10 goles para 60-61. Con esta actuación en 1961 es contratado por Irapuato donde cumplió un par de años con una buena cuota de goles con 10 para 61-62 y 12 goles para 62-63, esto lográ que los Pumas lo contraten la siguiente temporada 1963-64, dónde lograría obtener el título de goleo individual en su primera temporada con 20 tantos. Después tendría un paso fugaz por el Atlante, de 1965 a 1966, llegando al Nuevo León en 1966, con la peculiaridad de que en este Club actuaría tanto como jugador y como entrenador.

En el año de 1964 se celebro en el Estadio de Ciudad Universitaria el Hexagonal de la Ciudad de Mexico con la participación del Partizan de Yugoeslavia, Sao Paulo de Brasil, Selección de Rusia, Cremas del America, Chivas Rayadas del Guadalajara y Electricistas del Necaxa. Para este torneo los equipos se reforzaban y el Necaxa no fue la excepción y precisamente entre los refuerzos, procedente de los Pumas de la UNAM llego Alberto Etcheverry. Necaxa termino como Subcampeon del Hexagonal, solo por detras de la Selección Rusa que ocupo el primer lugar y Alberto Etcheverry termino como campeón goleador con 4 anotaciones.

Se retira en la temporada 1968-69 con Jabatos, y empieza a dedicarse a tiempo completo a la profesión de entrenador. En 1970 recibe la oportunidad de dirigir al Monterrey, donde permaneció por dos torneos (México 70 y 1970-71); tiempo después regresa a la institución universitaria de la UNAM en donde comenzó a dirigir Fuerzas Básicas.

Back to Top