La Catedral Rojiblanca

LA HISTORIA DEL POPEYE: JAVAN MARINHO

 

 

Por: Juan Carlos Igartua
 
Volviendo a la dorada década de los 60's, nos internamos en EL TÚNEL DEL TIEMPO para rendir homenaje a un brasileño de Madurehira, el barrio mas jacarandoso de Rio de Janeiro: Javán Marinho.
Javán formo con Manolo Lapuente una dupla goleadora de época a quienes surtían “El Morocho” Dante Juárez en la media cancha y Agustín “El Yuca” Peniche por el extremo.
Equipo inolvidable este que hoy recordamos, en esta alineación aparece Jaime “El Cordobés” García que formo con Carlitos Albert, ante el retiro de Francisco Majewski, una excelente pareja de centrales mexicanos.
 
Disfruten esta aventura sesentera por EL TÚNEL DEL TIEMPO.
 
¡A GOL! El camino de Javán
ó Popeye “El Marinho”
 
Madurehira, el barrio mas alegre de Rio de Janeiro. Cuna de la Samba.
Allí las olas del mar mueren tranquilas y las palmeras mecidas por el viento y la brisa, parecen hacerle reverencia a la inmensidad del océano, que se confunde con el cielo azul y le proyecta en el infinito.
Gente serena y amable es quien la habita. Rostros alegres como maracas, cuerpos morenos cargados de ritmo que se pasean semi desnudos: van a las playas, bailan la samba, juegan fútbol
Javán es de ellos. Si hablan de playas, piensa él en Rio; si de bailables ¡el carnaval! Cuando al fútbol llega, grita: ¡los de mi barrio son los mejores.
 
LA CALLE DONDE JUGABA
Apenas el sol emergía del horizonte y los primeros rayos penetraban silenciosos a su habitación DE un salto se ponía en pie, vistiéndose rápidamente Tomaba la pelota y enfilaba hacia la calle donde le aguardaban los demás muchachos listos para el primer juego da la mañana. Eran los amigos del vecindario.
Sobresalia siempre por su fuerza y lo designaban para formar los equipos.
Escogía quienes iban a jugar con él y los demás eran sus contrincantes.
Empezaban muy calmados, pero a medida que uno tomaba ventaja sobre otro, las patadas proliferaran.
Era “golehiro” (portero) porque era la posición donde mas arrojo se necesitaba, pero donde mas goles se recibían Desde la portería veía con desesperación como sus delanteros eran derribados fácilmente En cambio los contrarios perforaban su meta con lujo de fuerza...
Todos los encuentros culminaban con golpes y en eso ¡nunca le ganaron!
En su afan de igualar el marcador, abandonaba la portería y se iba hacia adelante abriéndose paso violentamente. Los contrarios respondían y se armaba la camorra.
 
NIÑO PROBLEMA
Era un problema para sus padres, Don Josais Rodríguez Ribera y Doña Gasparina Marinho. Día con día llegaba a su casa con los pantalones rotos y llenos de tierra, por lo que decidieron internarlo con el fin de que se acabara “el futbolista de la familia”.
En un principio eso lo entristeció mucho porque le quitaban el placer de ver a sus amigos, pero a medida que conocía a los demás chicos del internado, la nostalgia del barrio se borraba...
En la escuela, afortunadamente también podía jugar fútbol y en canchas cubiertas de pasto.
No se puso mas bajo los marcos, le era mas fácil tomar el balón desde media cancha e ir driblando contrarios. O la emprendía a caballazos hasta meterse con todo y balón a la portería contraria.
Desde la primaria empezó a jugar el puesto de interior izquierdo. Embarnecia su cuerpo, su intuición de jugador se agudizaba. Y los empellones así pasaron a segundo termino. Poco a poco progresaba.
Al concluir sus estudios primarios, sus padres decidieron sacarlo del internado y permitirle seguir la secundaria en una escuela que le permitiera trabajar por las tardes para que ayudara al sostenimiento de su hogar.
Esta decisión produjo en él inmensa alegría porque tendría la oportunidad de estar mas tiempo con sus amigos en el equipo que habían integrado.
 
NACE EL FUTBOLISTA PROFESIONAL
Desde ese entonces empezó a destacar como un crack. Su fisonomía de jugador había cambiado totalmente; tenia dominio de balón, potencia en el tiro y había desterrado la mala costumbre de jugar a empellones.
Una vez tuvieron oportunidad de jugar contra la juvenil del Vasco da Gama que era comandado por Eduardo Pelegrine. Javán lo impresiono y le propuso ingresar a las filas del Vasco. Dibujando su rostro una sonrisa de felicidad, acepto con la condición de que fuera el entrenador quien pidiera permiso a sus padres para jugar profesionalmente.
Accedió la familia a cambio de que no abandonara sus estudios. Se hizo el contrato y se estipulo un pago mensual de 4,000 cruzeiros.
Cuando se ingresa a un equipo profesional en Brasil, es necesario pasar dos años en la Juvenil y otros tantos en la Reserva. El tan solo cumplió con los dos años del equipo juvenil.
Hizo su debut profesional en 1960 contra el Flamengo, que les derroto por uno a cero. Sin embargo satirizo a sus directivos que conocieron un gran prospecto. En el Campeonato de Rio 1962-63, jugando contra el Botafogo dio su mejor partido. El marcador final fue empate a dos, pero el metió un gol.
Los directivos de Botafogo se introdujeron al vestidor y tomándole por los hombros le propusieron jugar al lado de Garrincha, Bellini, Amarildo y demás estrellas.
Vasco no acepto. No acostumbraban intercambiar jugadores entre los clubes.
 
CASILDO OSES EN ESCENA
Su vida transcurría normal pero un buen día se presento ante el un argentino, apellidado Oses que le propuso un contrato con el equipo América de México
Le intereso la idea y el negocio se arreglo entre ambos. Faltaba el visto bueno de los directivos.
En principio no les gusto la transacción, pero como Casildo Oses les mostro el suficiente dinero para doblegar pretensiones, concedieron. Y ha pocos días después Javán empacaba sus cosas para dirigirse a México
 
DEBUT DESAFORTUNADO
Recién llegado de Brasil, se efectuaba en México una serie de juegos internacionales en que participaba el Valencia español. Visito la camiseta crema y jugo el segundo tiempo. El resultado final fue 2 a 0 (adverso) y no demostró la fama de la que venia precedido.
Posteriormente en un entrenamiento se lesiono y se mantuvo alejado de las canchas durante ocho semanas, al cabo de las cuales el equipo Monterrey por medio de un arreglo con el América lo llevo para el norte en calidad de préstamo
 
PRIMERO Y ULTIMO CONTRA EL AMÉRICA
SE presento ante la afición regiomontana contra el América en un juego muy reñido en el que empataron a un gol, pero tuvo una nota desagradable este porque al final hubo una bronca provocada por el y Manuel Camacho al chocar en una jugada que podría haber significado para ellos la victoria. Le cometieron claro faul dentro del area. Diego de Leo no marco la sanción A partir de ese momento nadie respeto al arbitro y el partido degenero en bronca.
Fue en esta ciudad de Monterrey, fue contra el propio América en una final de Campeonato de Copa. Y fueron derrotados en serie de penalties.
Contra toda su voluntad regreso con el equipo que le trajo a México, y jugo en un pentagonal.
 
CON EL LEÓN
Como no quería estar en el América, decidió separarse y se fue al León
Allí estuvo solo una temporada. El primer partido lo jugo contra el Atlante y quedaron empatados a dos.
No le gusto el equipo y a pesar que la gente le trataba bien, regreso a la capital para contratarse con el Necaxa.
 
LA FIEBRE DE SAMBA
En el Necaxa si se siente a gusto. Sabe que puede pelear los primeros lugares del campeonato y confía en sus compañeros para lograr hacer un papel digno.
Además hay una razón importantísima: el año pasado contrajo nupcias con Celida Esquer y a ambos les gustaría establecerse definitivamente en la capital. Quizá llegue a nacionalizarse mexicano y emprender un negocio en cualquier rama del comercio.
Después de cada entrenamiento, se reúne en la casa de alguno de sus paisanos: Zague, Vava, Arlindo y pasa las tardes jugando a las cartas, domino o viendo televisión
Lo que nunca falta en las reuniones es escuchar discos de Samba, que le hace rememorar el carnaval de Rio.
Es uno de los recuerdos que guarda de su país
 
EL SUEÑO DE CADA AÑO
Cada año, entre los meses de febrero y marzo, se celebra la mas grande de todas las fiestas. Participan en ella 60 millones de personas. Son cuatro días de fiesta.
Todos los brasileños sin excepción, ahorran durante el año para poder comprar las ropas que habrán de lucir en el carnaval. Se visten con ropa de fantasía, con adornos extraordinarios y los lucen en las calles al compas de la Samba.
En Madurehira hay dos escuelas de Samba, son las que siempre obtienen el primero y segundo premio del carnaval. Por eso es que a este lugar se le dice la tierra de la alegría
Es un espectáculo inmenso, como si estuviera en un gran teatro donde uno mismo es actor.
Al final de esta orgía de placer y diversión, la población queda exhausta, las ciudades sucias y abandonadas porque todos quieren descansar.
Las playas solamente albergan turistas somnolientos Todo esta tranquilo, solo las gentes cambian su estado de animo. Se ve la misma belleza, la vegetación El cielo y el mar azules, los edificios están en pie...
Una semana después todos han vuelto al ritmo normal. Trabajan,van a las playas, juegan fútbol, y ahorran para el próximo, que quizá sea mas hermoso. Y así sucede año tras año.
Javán quisiera regresar por lo menos cada año a su fiesta , que es de todos. No olvida que cada año su barrio se viste de gala anunciando el carnaval.
 
Deporte Ilustrado
10 de octubre de 1966
Numero 148


Back to Top