La Catedral Rojiblanca

EL “CHATO” ORTIZ: OTRO ÍDOLO QUE SE FÚE

 
Por: Juan Carlos Igartua
 
La semana pasada un aficionado necaxista (a quien saludo afectuosamente) que leyó el reportaje sobre Pedro Dellacha, me comentaba: “.... haber si te acuerdas mi estimado Juan Carlos de esta alineación: EN LA PORTERÍA, MORELOS TRIPLETA DEFENSIVA, BENHUMEA, DELLACHA, Y DE LA MORA. EN LA MEDIA, REYNOSO, Y GIACOMINI, EN LA DELANTERA FAL,BAEZA,NORIEGA, ORTIZ, Y PENICHE,Y OTRA DELANTERA PODIA SER, BAEZA,EVARISTO, NORIEGA, ORTIZ , Y PENICHE. SALUDOS AFECTUOSOS....”, como se me van a olvidar estas alineaciones de Necaxa, si fueron precisamente estos jugadores los que hicieron que hasta la fecha lleve tatuados los colores del Necaxa......¡¡¡nunca los olvidare!!!.
 
Y precisamente hoy, en este querido TÚNEL DEL TIEMPO, no pude dejar pasar la oportunidad de rendir un homenaje a un símbolo necaxista: Guillermo “Chato” Ortiz, hijo de otra leyenda necaxista integrante de los famosos “Once Hermanos” Marcial “El Ranchero” Ortiz.
 
En esta ocasión reproduzco una entrevista realizada al Chato Ortiz publicada por la revista Deporte Ilustrado, espero que los aficionados necaxistas sesenteros (como yo) la disfruten y los nuevos aficionados tengan oportunidad de conocer un poco mas de estas viejas glorias. Lamentablemente el 17 de diciembre del año pasado, víctima de cáncer en la garganta dejo de existir, nuestro querido Chato, hoy lo recordamos como el gran jugador que fué, por cierto también miembro del famoso equipo que derroto al Santos FC de Brasil con Pele al frente, partido en el que anotó el tercer gol.
 
EL CHATO ORTIZ, El muchacho de la zurda de oro.
Por: LUIS BARROS MORENO
 
Entre la nueva pléyade de jóvenes que viene luchando por lograr un sitio en los equipos de la Primera División hay muchos que son hijos de futbolistas famosos. En la mayoría de los casos los cachorros se molestan porque al referirse a ellos, lo hacen indicando que es hijo de este o aquel jugador que, en sus tiempos, gozo de bastante popularidad. Los casos de Vantolra, Mollinedo, Pichojos, Regueiro, por no citar mas que a los que tenemos presentes en la mente, son un ejemplo.
 
A Guillermo Ortiz cuando empezaba, le sucedía lo mismo. Al referirse a él lo hacían como el hijo de Don Marcial, aquel medio volante del Necaxa de los Once Hermanos. El nombre que su padre supo labrarse en las canchas fue, durante muchos años, un escollo para Guillermo y mas que nada, una obsesión de superarlo, de que el publico lo conociera por su nombre propio y no por el de su progenitor. En la actualidad lo ha conseguido y posiblemente, en un futuro lejano, se refieran a Don Marcial diciendo que es el papa de Guillermo Ortiz.
 
-¿En donde y en que año naciste?
En el Distrito Federal el 25 de junio de 1939.
 
-¿Como te iniciaste en el fútbol?
Hace alrededor de trece años mi papa me llevo al Club Necaxa para que participara en la categoría infantil. Desde entonces, en diversas categorías, siempre he pertenecido al mismo equipo.
 
-¿Siempre en la misma posición?
No, en la infantil comencé jugando en la defensa lateral. Luego, en la juvenil, ocupe la media cancha y, finalmente, desde las reservas fungi como interior izquierdo.
 
-¿Recuerdas la fecha de tu presentación en Primera División?
Perfectamente. Fué en el año de 1957 jugando contra el Atlas de Guadalajara. Mi actuación fue regular pues los nervios me traicionaron constantemente y, todavía, antes de la iniciación de los partidos, estoy algo nervioso.
 
-¿Que jugador ocupaba antes tu puesto?
Juan Bautista Pérez era el titular del interior izquierdo. Y, desde hace cuatro años lo vengo desempeñando yo.
 
Es obvio que al jugador que mas admirabas de chámaco era a tu papa ¿O no?
Nunca lo vi jugar. Recuerdo que me entusiasmaban “El Dumbo” López y “El Potrillo Villavicencio”. Y un futbolista del Marte de cuyo nombre no puedo acordarme....- contesta muy quijotescamente “El Chatito”-.
 
La carrera de Guillermo Ortiz Camargo se realizo en un plan vertiginoso. Sus excelentes facultades lo distinguieron inmediatamente y comenzó a ser seleccionado. Como amateur, compitiendo por el Distrito Federal, lo fue en cuatro ocasiones seguidas, de 1955 en adelante. Como profesional ha sido cinco veces seleccionado. Todavía recordamos las grandes esperanzas que se tenían en él en la ultima Copa del Mundo que se ha celebrado y como una desdichada lesión le impidió alinear con el seleccionado Nacional.
 
Desde entonces comenzó a bajar de juego, se sentía inseguro, desconfiado, muchos pensaban que Guillermo Ortiz se había acabado. Pero el muchacho es joven y posee enormes facultades y, ahora, nuevamente, esta en la senda del triunfo.
 
También se dijo, y este rumor lejos de negarlo lo afirmo, que deseaba cambiar de camiseta. El Universidad, el Oro y el Atlas se interesaron por sus servicios. Sin embargo el Necaxa seguira contando con sus servicios por mucho tiempo.
 
-Son cosas que a todos nos pasan pero ya se soluciono definitivamente Seguire en el Necaxa pero mi situación económica mejorara. Uno nunca sabe cuando se puede terminar para el balonpie y por eso hay que procurar solucionar este problema.
 
¿Tienes otro trabajo aparte del fútbol? Tenemos entendido que ha los jugadores del Necaxa los colocan como empleados de la Compañía de Luz ¿Que hay de cierto en eso?
Antes, cuando el diputado Rivera Rojas tenia al equipo, así era. Actualmente esa idea es falsa pero a quedado arraigada en el publico que todavía nos sigue conociendo como los electricistas.
 
¿En que exactamente consiste tu trabajo?
Nos envían con ordenes para revisar los medidores de luz de las personas que se quejan de su servicio. Los destapamos y examinamos y, luego de dar con la falla, los arreglamos. En el trabajo estoy muy a gusto ya que tenemos una serie infinita de protecciones y, sobre todo, cuando tenga que abandonar el deporte, se que no moriré de hambre ni mucho menos.
 
¿Anteriormente habías desempeñado otro trabajo?
Si, de tornero. Estudiaba para ingeniero pero abandone la escuela al terminar el segundo de vocacional. Por cierto que en aquellos años estuve a punto de cambiar el balompié por las tecleadas El fútbol americano me gustaba mucho, e inclusive, jugue como ala del Medicina Rural en la Liga Intermedia.
 
Guillermo Ortiz Camargo, el popular “Chatito”, luego de enviar un saludo afectuoso a los lectores de DEPORTE ILUSTRADO, se dirige a examinar un medidor de luz. Ya lo sabe amigo lector, si su medidor no funciona normalmente, dirijase a Guillermo Ortiz e inmediatamente se lo compondrá
 
DEPORTE ILUSTRADO
JULIO 15 DE 1963
Numero 24
Back to Top