La Catedral Rojiblanca

IV.HISTORIA DEL CLUB NECAXA

En el 2000 con la inercia del buen fútbol que dejó Manuel Lapuente y el virtuosismo de Alex Aguinaga, Necaxa viajó al 1er Mundial de Clubes de la FIFA por ser el Campeón de la CONCACAF en 1999.

En el Mundial Necaxa enfrentó como parte del Grupo 2 al Vasco da Gama (Campeón de la Libertadores), Manchester United (Campeón Champions League) y al South Melbourne (Campeón del Campeonato de Clubes de Oceanía).

El primer juego los Rayos los disputaron ante el conjunto inglés, el partido terminó con empate a 1 y las noataciones fueron de Montecinos para los rojiblancos y Yorke por el ManU. Necaxa enfrentó en el segundo partido al South Melbourne al que derrotaron por 3-1 con goles de Montecinos, “Tin” Delgado y Salvador Cabrera. La última jornada enfrentó a los rojiblancos con el Vasco de Gama de Romario, quien salió vencedor a pesar del buen juego de la escuadra azteca; terminaron 2-1 y el anotador necaxista fue Aguinaga.

En el partido por el 3er lugar los Rayos le ganaron nada más y nada menos que al Real Madrid en serie de penales. Así Necaxa regresó a México con la cara en alto, un buen torneo a cuestas y un gran resultado para el Fútbol Mexicano.

En el 2003 ante la escasa entrada de aficionados en el Estadio Azteca, los Rayos se mudan a la ciudad de Aguascalientes. Ahí comenzó una nueva era del Necaxa. La historia que comenzó en el Deportivo Leandro Valle y que culminó en Cuautitlán Izcalli tendría nuevas aventuras.

El equipo llegó a su nueva casa con bombo y platillo, con el apoyo del Gobierno del Estado inauguró el Estadio Victoria y la Casa Club. Durante la inauguración de su propio estadio los Rayos enfrentaron a la Roma de Italia, River Plate de Argentina, Ajuelense y Saprissa de Costa Rica, Defensor Sporting de Uruguay y Chicago Fire de la MLS. Desde su llegada la escuadra rojiblanca participó en la Copa Libertadores 2007 donde quedó eliminado por el Nacional de Uruguay en 8vos de Final.

El Clausura 2009 está marcado como un torneo trágico en la historia del club. Necaxa descendió por primera vez en su historia tras varios torneos de pésimos resultados; su último partido fue el 9 de mayo donde perdió con el América 1-0 en su antigua casa, el Estadio Azteca. La afición estaba molesta, lloraban a cántaros en las gradas del majestuoso inmueble.

Rayos empezó el segundo semestre del año con la cabeza baja: luego del primer descenso de su historia, los Rayos jugarían en canchas en las que nunca habían disputado un juego que no fuera de preparación de cara a un torneo de Primera División.

Los valientes que se quedaron tras el descenso sabían que no sería lo mismo, incluso sería un retroceso en sus carreras por ya no estar en un equipo de Primera División. Las condiciones del campo serían diferentes, habría más golpes e incluso los viajes serían más cansados.

El conjunto rojiblanco hizo un buen torneo, y se clasificó hasta la Final donde enfrentó al Irapuato. El partido de ida se jugó en el Victoria donde Necaxa venció por la mínima diferencia con anotación del “Niño” Castillo.

El encuentro de vuelta se realizó en el Estadio Sergio León Chavez el sábado 12 de diciembre. La afición fresera hizo su juego, no pararon de cantar un solo segundo a pesar de la derrota en el partido de ida, y el Necaxa como en otras ocasiones se jugaría la vida en un estadio que era todo, menos cómodo. El partido empezó con un vaivén de los equipos en la eterna búsqueda de la portería rival.

Al minuto 15’ se marcó penal en contra de los RAYOS que cobró Ariel González con mucho temple, el marcador global se emparejaba a uno e Irapuato volvía a soñar con el título. 4 minutos después, ante la impaciencia e incertidumbre necaxista Ariel González anotó el segundo tanto a favor de los freseros. En las tribunas la felicidad roja se mezcalaba con las lágrimas de los pocos aficionados del NECAXA que llegaron.

Mauricio Romero se aventó de palomita y anotó para el cuadro rojiblanco luego de un centro enviado por Marco Antonio Reyna, la afición que no había dejado de cantar y apoyar a su equipo hizo un silencio ensordecedor. Marcador global 2 -2.

El partido terminó y el campeón se tendría que definir en tiempo extra o penales. Apenas llevaban un minuto el tiempo extra de la Gran final y Carlos Hurtado quebró la cintura de su marcador fresero, mandó centro que Castillo remató hacia el fondo de la red, similar a su gol en el juego de ida. Marcador Global Necaxa 3 – 2 Irapuato.

Apenas 5 minutos después del golazo de Castillo, Jorge Manrique cobró una falta fuera del área necaxista que metió al ángulo derecho de Iván Vázquez. De nuevo el Estadio Sergio Léon Chávez explotaba de felicidad, la incertidumbre y nerviosismo se comía las uñas de todos los presentes; marcador global 3 -3. El primer tiempo extra terminó con la pizarra 3 – 2 en favor de Irapuato, pero el campeón aún no se definía. Nuevamente cuando corrían 2 minutos del segundo tiempo extra Carlos Hurtado escapó desde media cancha y se fue abriendo por la banda izquierda, hizo un recorte y centró a segundo poste donde llego Alejandro Castillo y remató a gol; el público de Irapuato se silenció por tercera ocasión en la noche. El partido terminó después de unos últimos minutos muy intensos y Rayos se coronó campeón del Apertura 2009 de la Liga de Ascenso, el objetivo de su primer torneo estaba conseguido: medio boleto a la Primera División.

Back to Top