La Catedral Rojiblanca

II.HISTORIA DEL CLUB NECAXA

En 1942 después de la salida de varios jugadores, el Ing. Frasser fue asesinado y su familia retiró al equipo ante la inminente profesionalización del fútbol y despareció el Parque Necaxa. Esa fue la primera desaparición del conjunto rojiblanco. Necaxa derrotó en su último juego en la época amateur al odiado España con marcador de 4-3. Los aficionados lloraban desconsolados en las gradas del campo.

En 1950 bajo el patrocinio del Sindicato de Electricistas, presidido por el Senador Juan José Rivera Rojas, el Necaxa regresó al Máximo Circuito aprovechando la desaparición del Asturias y España. Su debut fue en Guadalajara, en el Parque Oblatos que estaba abarrotado por los eufóricos aficionados al club y el encuentro terminó empatado a ceros. El primer partido como local en la Ciudad de México lo disputó contra su acérrimo rival: el Atlante, que ganó el juego por 4-1.

En 1955 los Rayos cambiaron de dueño y Miguel Ramírez Vázquez tomó posesión y encomendó la dirección técnica del equipo al uruguayo Donald Ross. Hasta 1959-1960 los “Electricistas” consiguieron una nueva victoria, en esa ocasión ganaron la Copa México al Tampico por 4 goles a 1. Las anotaciones fueron obra de Evaristo (2), Fal y el “Pato” Baeza.

Durante el IV Pentagonal Necaxa logró una proeza histórica en el legendario Estadio Univeristario, hoy México 68. El 2 de Febrero de 1961 el NECAXA hizo la hombrada al vencer al “poderoso” y considerado mejor equipo del mundo en el momento, el Santos, que contaba en sus filas con el “Rey Pelé”. El diario ESTO tenía como cabecera el 3 de Febrero “¡Ganó el NECAXA!” Así mismo el balazo mostraba “Contra todos los pronósticos, y enloqueciendo a la muchedumbre”.

Los goles de los amazónicos fueron de Pepe en 2 ocasiones y Coutinho. Los anotadores Rayos fueron Juárez 2 veces, Peniche y el “Chatito” Ortiz. La pizarra decía que Necaxa ganó 4-3 y la algarabía en las gradas del Olímpico Universitario retumbaban sus cimientos.

El Fútbol Mexicano se hizo rojiblanco en la temporada 65-66 en la que Necaxa llegó invicto a la Final de Copa, ahí enfrentó al León y lo venció por la mínima diferencia con gol de Peniche. Ese mismo año, se hizo Campeón de Campeones a costa del América; el marcador frente a los “Cremas” terminó 2-0 con goles de Dante Juárez.

Para 1971-1972 el Necaxa no aguantó más los problemas económicos, y a pesar de contar con gradas siempre llenas el equipo fue vendido a un grupo de empresarios españoles que lo convirtieron en Atlético Español.


Back to Top