La Catedral Rojiblanca

NECAXA Y CHIVAS IGUALARON A ROSCAS

 

AGUASCALIENTES.- Feria de atajadas, en pleno festejo de San Marcos, la que ofrecieron Marcelo Barovero y Rodolfo Cota en el empate sin goles entre Necaxa y Guadalajara, en el estadio Victoria, con lo que el chiverío enfrentaría a Tigres en los cuartos de final del Clausura 2017, mientras que los Rayos ya piensan en la siguiente temporada.

 

Duelo de grandes guardametas, seguros, serios, soberbios, que no dejaron pasar nada, y estancaron el grito del gol en la garganta y éste se convirtió en un ahhh, generalizado con sus actuaciones la noche de ayer.

Primero fue el “Trapito” Barovero, quien le quitó la pelota a Orbelín Pineda en un mano a mano y levantó la ovación del respetable a los 15 minutos de juego.

Dos minutos más tarde le tocó a Cota a salir al ruedo, cuando tapó un disparo de Barreiro, que no supo definir ante la salida del cancerbero del cuadro tapatío.

Chivas está en serios problemas. Tiene cinco partidos sin conocer la victoria (tres empates y dos derrotas) y su delantera es improductiva (debido a las cuantiosas ausencias por lesión), aún cuando Pulido quiera cargar con todo el peso de la misma, no alcanza a coordinar con Carlos Fierro y el “Avión” Calderón, aparte de que Orbelín no está enchufado, pues en otro pase preciso de Alan, no alcanzó el esférico y lo dejó en manos de Barovero y su salida fue inminente.

La primera parte se fue como agua entre los dedos, pues la media cancha estuvo más que movida, pero nunca hubo un enroque perfecto y Edson Puch, aunque tuvo chispazos, nunca se le vio como en anteriores cotejos y el cuadro de Aguascalientes terminó la primera parte con un Guadalajara encima.

En el complemento, Matías Almeyda ensayó varios cambios, pero la tónica no cambió, pues los dos equipos se fueron al frente con todo, pero nunca pudieron concretar las que tuvieron.

Un cabezazo de Michel García fue atajado por Cota, apenas a los 10 minutos del complemento, y nuevamente Barovero estuvo fino en dos disparos seguidos del Rebaño Sagrado para dejar las cosas como empezaron.

Entraron los chavos Benítez y Godínez, quien debutó con el cuadro que vistió de Azul oscuro ayer, pero ninguno pudo hacer algo para la causa, además de que el ingreso de Eduardo López tampoco fue la solución.

Al final, Chivas parece que se sacó la rifa del tigre, pues enfrentaría al equipo de la UANL en la primera etapa de la Liguilla, aunque depende de lo que haga o deje de hacer Santos Laguna hoy ante Toluca. Necaxa, a planear el siguiente torneo, ya sin la presión del descenso tan marcado.

FUENTE: esto.com.mx

 

Back to Top