La Catedral Rojiblanca

EMPATE QUE DE POCO SIRVE: 1-1 CON TIGRES

 

El peor de los resultados para Necaxa y Tigres se dio. Un empate que no benefició a ninguno se firmó en el Victoria anoche.

Rayos y felinos no pasaron del 1-1, sus chances de Liguilla se ven lejos.

 


EL JUEGO

Si algo caracteriza a Tigres es su irregularidad. Los de Ricardo Ferretti salieron motivados tras la clasificación a la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, aunque eso no fue suficiente como para frenar el tormento de los Rayos.

Francisco Meza adelantó a los regiomontanos con un testarazo recién iniciado el juego.

Fue ahí donde el visitante se confió. Su superioridad fue a tal grado que la soberbia invadió a sus jugadores. Gignac, Vargas, Aquino y Sosa quisieron superar al rival con toques de lujo y que no los llevó a nada.

Antes del descanso, la justicia se vio en el marcador. Un tiro libre directo le abrió la oportunidad a un ex Tigre de vacunarlos. Jairo González pulió esa zurda que lo ha ayudado a dejar a hombres como Jonás Aguirre en la banca, para meter un fierrazo que terminó por vencer a Nahuel Guzmán.

Ya con la presión en contra, Tigres quiso reaccionar. Ferretti mandó a Zelarayán y el “Gringo” Torres al campo con ánimo de revivir a su equipo. Dueñas y el “Turbo” Vargas dejaron su lugar.

Tigres insistió. Gignac se puso mano a mano, pero como en aquella final de Copa Libertadores, Barovero le tapó todo al   atacante francés.

El tiempo se agotó en Aguascalientes. No hubo para más. Igualada que de poco les sirve a ambos. Se alejan, poco a poco, de la zona de Liguilla.

Back to Top