La Catedral Rojiblanca

NECAXA 2-1 ¡DOS RAYOS MATARON AL PERRO!

 

Los Rayos del Necaxa sorprendieron a los Xolos de Tijuana, en el Estadio Caliente, y los vencieron con marcador de 2-1 en partido de la Jornada 6 de la LIGA Bancomer MX.

Por los Rayos anotó Claudio Riaño en dos ocasiones; al 64´ y al 85´. Por los caninos descontó Juan Lucero al 90´+5´.

 

Este resultado deja a los fronterizos con 12 puntos en el primer lugar general, a la espera de otros resultados para saber si mantiene su posición. En tanto, los hidrocálidos se metieron al séptimo peldaño con siete unidades.

El siguiente compromiso de Tijuana será visitando a los Pumas; Necaxa será anfitrión de los Gallos Blancos de Querétaro.

 

El partido

En el Estadio Caliente se jugaba un buen partido entre el líder de la competencia y unos Rayos que buscaban salir de los últimos peldaños.

Las cosas se decantaron a favor de los anfitriones, que tuvieron el balón en sus pies y controlaron las acciones a lo largo del compromiso. La primera la gestaron a los 16 minutos, cuando Víctor Malcorra se metió a zona de peligro y estrelló su disparo a primer palo; el argentino se la perdió al no habilitar por en medio a su compañero Milton Caraglio.

En el complemento se jugaba con el mismo tenor; los Xolos tenían el esférico y buscaban abrir el marcador en su terreno. Al 58´ estuvieron cerca gracias a Joe Corona, que se animó a pegar un fogonazo de media distancia que en el fondo fue atajado por el gran lance de Marcelo Barovero.

Entonces llegó la sorpresa de la noche; Necaxa hizo daño apenas en su primera oportunidad. Era el minuto 64´, Claudio Riaño pasó de taco para Manuel Iturra y el chileno devolvió el favor con una diagonal rasante que Riaño empujó directo a la madriguera izquierda. Golazo que puso en ventaja a los visitantes.

Tijuana movió sus piezas para buscar el empate; ingresaron Juan Lucero, Matías Pisano y Henry Martín con la esperanza de inquietar a la ofensiva y dañar a su invitado.

Sin embargo, Necaxa fue contundente y aprovechó su segunda opción. Con 85 minutos en el reloj, un contragolpe orquestado por Edson Puch terminó con un servicio a Claudio Riaño y un disparo al rincón izquierdo. Era la sentencia de los Rayos.

Tijuana alcanzó a dar un arañazo en tiempo de compensación, al 90´+5´, con un pase que dejó a Juan Lucero con la oportunidad de fusilar a quemarropa y dejar sin oportunidad al arquero Marcelo Barovero.Pero ya era muy tarde, aquel festejo de los fronterizos tan solo adornó un poco el marcador final; Necaxa se llevó un triunfo de oro en el Estadio Caliente.

 

 

Back to Top